El Mount Mckinley, Alaska. 

El monte McKinley, también conocido como Denali por los "atabascos" (nativos de origen esquimal), es el pico más alto de Norte América, con 6.194 metros. A pesar de no ser uno de los más altos del mundo, el desnivel que hay que superar (unos 4000m desde el campo base), junto a las bajas temperaturas, dada su cercanía al círculo polar ártico, hacen del McKinley uno de los picos más complicados de ascender.

El monte McKinley se encuentra en el parque nacional y reserva Denali, formando parte de la cordillera de Alaska, donde a su vez, se encuentran importantes cumbres como el monte Hunter, el monte Foraker, o el monte Huntington. A tan solo 3º del círculo polar ártico (63º 5' 52,34" N), es el "seis mil" más septentrional del mundo. Todas las demás cumbres de más de 6.000 m están situadas entre 43º N y 32º S.

Por este motivo es una montaña diferente que esconde más de lo que parece ya que sus condiciones geográficas hacen que su ascensión sea similar a las que se planifican para coronar los "ochomiles" del Himalaya.